5 DE JUNIO, DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE

“La conservación es un estado de harmonía entre hombre y tierra”. Aldo Leopold

El 5 junio fue designado como "Día Mundial del Medio Ambiente", esta celebración nos brinda la oportunidad de recalcar las principales amenazas que ponen en peligro no solo a los ecosistemas, sino incluso a la especie humana. Hacer conciencia sobre la importancia de implementar políticas y acciones para su protección y recuperación es el primer paso, el segundo es actuar intentando mantener un equilibrio entre protección y desarrollo.

Medio Ambiente Antártico

Declarada reserva mundial de la humanidad, la Antártida es prácticamente el único continente en el que no es visible aún la degradación de su ecosistema, ya que al hacer un diagnóstico de la Tierra resulta como mínimo desalentador: degradación ambiental, contaminación, recursos sobreexplotados, escasa disponibilidad de agua potable, una superpoblación que sigue en aumento y un sistema climático cambiante; en este contexto, la Antártida cobra una dimensión excepcional como único continente prácticamente inalterado, dedicado a la paz y a la ciencia, considerado como una de las últimas regiones prístinas de la Tierra, y pese a encontrarse en una de las regiones más lejanas, inaccesibles e inhóspitas del mundo tiene un rol estratégico como regulador de climas, temperaturas, vientos y corrientes marinas. Distante de los centros industriales, con una mínima presencia humana y escasísima contaminación, este continente se presenta como la región más apta para desarrollar diversos temas de investigación de reconocida importancia, entre los que están los relativos al medio ambiente, que para la investigación resultan especialmente relevantes, para darse cuenta de ello basta citar algunos como el descubrimiento y seguimiento del agujero de ozono, los estudios sobre cambio climático global y sobre variaciones del nivel del mar, los registros paleoambientales en el hielo antártico, la biodiversidad, la productividad marina o el papel del océano Austral en el ciclo del carbono, en la circulación oceánica y en el clima del planeta.

El Tratado Antártico, tomando en cuenta la fragilidad e importancia de los ecosistemas antárticos,  promueve entre sus miembros la protección del medio ambiente antártico en su conjunto, para fortalecer este propósito, un 4 de octubre de 1991 en Madrid, se suscribió el Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente, cuyo objetivo es la protección global del medio ambiente antártico y los ecosistemas dependientes y asociados; este Protocolo entró en vigencia una vez ratificado por todos los países en 1998.

Efectos del Calentamiento Global en la Antártida

Actualmente el mundo vive serios problemas ambientales por el calentamiento global, esto sin duda puede tener consecuencias directas sobre la estabilidad de la gran plataforma de hielo en la Antártida; de reducirse, podría conducir a profundas modificaciones en la estructura y dinámica de los ecosistemas antárticos, ocasionaría el aumento del nivel del mar debido a la liberación de agua dulce que ahora se encuentra congelada, además aportaría a los procesos de acidificación de los océanos por emisiones de dióxido de carbono (CO2), ya que el CO2 se disuelve más rápido en aguas frías, en conclusión está situación puede generar serios desequilibrios en los ecosistemas de la región", ya que a la Antártida le rodean todos los océanos del planeta.

Sin duda, el valor de conservar la Antártida se impone por sí mismo. Por un lado, representa una fuente fundamental que permite conocer la historia del Planeta y la evolución de la vida, al tiempo que es un laboratorio natural para el estudio del cambio climático global cuyos efectos se perciben con mayor intensidad en el continente y se extiende a todo el sistema climático mundial mediante la circulación oceánica.

Aportes del Ecuador a la protección ambiental en la Antártida

A partir del 1990 cuando el Ecuador adquirió el estatus de país consultivo en el Sistema del Tratado Antártico, los temas ambientales se extendieron más allá de sus fronteras. Es así que durante el desarrollo de sus diferentes Expediciones Antárticas, se ha venido efectuando los esfuerzos necesarios y generando capacidades que permitan aplicar un Código de Conducta Ambiental y un Plan de Manejo en el marco del Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente, con la finalidad de proteger el medio de las zonas de influencia directa de la estación “Pedro Vicente Maldonado” (PEVIMA), sector donde se desarrollan diversas actividades de carácter científico, operativo y logístico.

Además dentro de las acciones significativas, el Ecuador, iniciará a principios del 2020 la implementación de un “Sistema de Captación de Energía Solar Fotovoltaica”, que tiene como propósito reemplazar en forma progresiva, el uso del combustible fósil (diesel) por energía limpia (renovable), en el tercer módulo (laboratorio), de la Estación Científica “Pedro Vicente Maldonado”, contribuyendo de esta manera en la reducción de consumo de combustibles fósiles en la Antártida y sus posibles efectos de contaminación.

REFERENCIAS

 

 

Publicado en Boletines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *