21 de junio, Día Mundial de la Hidrografía

A solicitud de la Organización Hidrográfica Internacional (OHI), la Organización de las Naciones Unidas en el año 2005, determinó que el día 21 de junio sea adoptado como el “Día Mundial de la Hidrografía”, incorporando esta fecha dentro de las Resoluciones de los Océanos y la Ley del Mar emanada por dicha entidad.

El fin de esta celebración es concientizar a la población sobre el rol fundamental de la hidrografía y su contribución en la seguridad a la navegación y estudio del mar y sus recursos; de igual manera constituye un reconocimiento al trabajo profesional que ejecutan las diferentes oficinas hidrográficas y su personal de técnicos alrededor del mundo.

El principal objetivo de la Hidrografía es cartografiar los mares, océanos y ríos navegables, proporcionando al navegante, información fundamental para garantizar  una travesía segura y proteger la integridad de los buques y de su tripulación, esta tarea ha sido fundamental para el desarrollo del comercio exterior a nivel mundial, impulsando así el desarrollo económico y tecnológico.

Para los diferentes países que realizan actividades científicas en la Antártida, la hidrografía juega un papel crucial, ya que el Continente Blanco se encuentra totalmente rodeado por la prolongación al sur de los Océanos Pacífico, Atlántico e Índico, también conocida esta zona como Océano Antártico o Meridional; adicionalmente la extensa distancia existente entre la Antártida y los demás Continentes, así como las condiciones climáticas extremas, hacen que la vía marítima sea la forma más recomendable para llegar a la Antártida.

Sin embargo, a pesar de que el primer navegante (Capitán Cook) alcanzó la latitud 71° en 1774, y de las diferentes acciones de cooperación emprendidas, únicamente se tiene cartografiada una mínima área de este Océano Austral. Es así que consientes los países miembros del Tratado antártico  de la escasez de datos batimétricos y al crecimiento del tráfico marítimo en esta zona, se intensifican los esfuerzos por cartografiar estos mares y ponen a disposición de esta tarea avances tecnológicos como los sistemas multihaz y LIDAR (teledetección laser), pero a pesar de ello, este es un trabajo que tardará aún varios siglos.

El órgano supervisor de esta noble tarea es la Comisión Hidrográfica de la Antártida (HCA en las siglas inglesas), la cual es parte de la OHI, y es la responsable de recibir las propuestas de los Estados, valorar las prioridades y decidir la lista de cartas y rutas marítimas más necesarias y urgentes. La seguridad a los navegantes en aguas Antárticas es producto de una estrecha colaboración entre la OHI, la Organización Marítima Internacional (OMI), y la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

En el área adyacente a la Estación Científica Pedro Vicente Maldonado (PEVIMA), ha sido cartografiada por el Instituto Oceanográfico de la Armada (INOCAR), colaborando con el HCA a través de la publicación de la Carta Náutica Internacional IOA 7001 Antártida, Islas Shetland del Sur, Punta Fort William  (Isla Greenwich) Escala 1:15.000.

Buques hidrográficos, equipamiento moderno, especialistas experimentados y normas internacionales establecidas por la OHI confluyen para garantizar una navegación segura tanto en la Antártida como en el mundo entero.

“Equipado con sus cinco sentidos, el Hombre explora el Universo que lo rodea y a sus aventuras las llama Ciencia.”  Edwin Powell

Publicado en Boletines, Sin categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *