ECUADOR PRESENTE EN LA ANTÁRTIDA

UNA TRAVESÍA EN EL CONTINENTE DE LOS HIELOS ETERNOS

El 11 de enero del 2017, 32 expedicionarios que conformaron la XXI campaña antártica ecuatoriana, iniciaron su viaje hacia el continente de los hielos eternos, saliendo desde Guayaquil hacia Punta Arenas – Chile, lugar donde una vez equipados con las prendas de protección para enfrentar las extremas temperaturas antárticas, abordaron el buque de la Armada Chilena “Aquiles”, zarpando desde la última posición geográfica del continente suramericano, para navegar por aguas del Estrecho de Magallanes, que durante mucho tiempo fue la única conexión entre los océanos Atlántico y el Pacífico antes de la existencia del canal de Panamá.

Atravesaron el impredecible paso Drake entre el continente Suramericano y la Antártida, arribando el 25 de enero a la Estación Científica “Pedro Vicente Maldonado” ubicada en la Isla Greenwich.

El grupo expedicionario liderado por el CPNV-EM Carlos Breilh Castro, tenía como misión cumplir un extenso plan de actividades de investigación científica, mantenimiento y conservación de instalaciones, así como la construcción de nuevos módulos que permitan brindar el bienestar a cada uno de los integrantes de la expedición.

Debido a las condiciones extremas de bajas temperaturas y vientos fuertes en esta parte del mundo, las actividades de mantenimiento y construcción demandan un esfuerzo muy grande que gracias a la férrea voluntad del marino ecuatoriano, se cumplierón con éxito demostrando entrega,  dedicación y optimismo para dejar en alto el nombre de Ecuador en el continente blanco.

El Instituto Antártico Ecuatoriano (INAE) en coordinación con la Dirección General de Intéreses Marítimos de la Armada (DIGEIM) y la Fundación para el Desarrollo Marítimo y Lacustre (FUNDEMAR), constantemente planifica y desarrolla proyectos de investigación científica en la Antártida y que para la vigésima primera expedición contó con la participación de investigadores pertenecientes a Universidades e Institutos Especializados a nivel nacional como son: ESPE, UCSG, UDLA, PUCESE, USFQ, UTN y del INAMHI, culminando exitosamente 10 proyectos científicos.

La vida alejados de los seres queridos es dura, por lo que para ser más llevadera la permanencia en la estación ecuatoriana en la Antártida, además de los trabajos de mantenimiento, construcción e investigación científica, también se tiene gratos momentos de distracción, camaradería y deportes, el jugar una guerra de bolas de nieve o un partido de futbol internacional a -10°C en compañía de la selección chilena de la base antártica Arturo Prat, libera el estrés y refuerza las ganas de seguir haciendo Patria en este paraíso de la humanidad.

El ánimo y entrega de los hombres y mujeres que conformarón la XXI Expedición, se mantiene muy en alto y eso es gracias al sabor y sazón ecuatoriano que los espera luego de cada jornada de extenuante trabajo, pues al saborear un rico caldo de patas, un yapingacho, un caldo de bolas rellena, una guatita, el rico ceviche de camarón, el seco de cordero y hasta colada morada, mantiene a los expedicionarios como en casa con el eslogan “Salsa, Sabor y Sanunga”, esta gran tarea la tiene el SUBP (SP) Luis Sanunga y su ayudante el CBOP-CC Adrián Vergara.

Luis Sanunga ha participado en ocho expediciones y cuenta que el trabajo más duro es en la apertura de la estación y que muchas veces le ha tocado hervir nieve para poder obtener agua y preparar bebidas calientes para los compañeros que están activando los servicios de la estación luego del invierno.

El 2 de marzo se realizó la ceremonia por el vigésimo septimo aniversario de la estación Pedro Vicente Maldonado, clausura de la XXI campaña antártica ecuatoriana y cierre de la estación solemnizada con la prensencia del señor Contralmirante Renán Ruíz Cornejo, Comandante General de Marina e invitados especiales, dignas autoridades que con su presencia dieron realce a tan emotiva ceremonia realizada a más de 7.000 kilometros de nuestra Patria entonando con orgullo las sagradas notas del Himno Nacional y arriando el tricolor nacional se dio fin a la expedición.

Una vez cerrada la estación, los expedicionarios y su equipaje antártico embarcaron en los botes de goma para dirigirse hacia el buque Osca Viel de la Armada chilena, y al regresar la mirada hacia atrás con sentimientos encontrados de nostalgía y satisfacción por el deber cumplido se observa la majestuosidad de la estación ecuatoriana con su mural amarillo azul y rojo simbolizando la presencia del Ecuador en el Continente de los hielos eternos.

“ Y aunque sabemos que aún queda mucho por explorar en el Continente Austral, nos sentimos complacidos de destacar entre los países que tienen el privilegio de gobernar la Antártida. Así que dicho esto seguiremos comprometidos a continuar desarrollando iniciativas que denoten el real compromiso de nuestro Estado para contribuir con el espíritu del Tratado Antártico”.

CPNV-EM Juan Carlos Proaño
Director Ejecutivo INAE
jproanio@inae.gob.ec